Corte en Plasma

 

Es una técnica relativamente novedosa, dado que la herramienta principal para realizar los cortes con la precisión y calidad que presentan las piezas, requiere de circuitos electrónicos para elevar el voltaje de los 110 o 220 que se utilizan en las residencias hasta mas de 50,000 volts y controlar además un flujo de aire de 70 a 80 PSI, de tal manera que derrita y corte el metal limpiamente, de manera solo superada por los sopletes Laser.

Asimismo se requiere de gran destreza y un pulso muy estable para hacer cortes continuos y fluidos siguiendo las líneas marcadas, utilizando la antorcha de plasma, que si bien no es pesada aparentemente ( unos 300 grs) su uso durante 8 horas diarias requiere de una buena coordinación y condición física.